ATAQUE EN BAR DE CALIFORNIA PONE REFLECTORES SOBRE ARMAS

El ataque de Ian David Long contra un bar en el sur de California, que anoche dejó al menos 12 muertos, ha reactivado este jueves el debate nacional sobre la violencia derivada de las armas.

Long, de 28 años, ha sido identificado como el responsable del tiroteo en “Borderline Bar and Grill, en Thousand Oaks, en el que alrededor de 200 personas, la mayoría estudiantes universitarios, estaban celebrando una fiesta.

Encapuchado y vestido de negro, Long sembró el pánico cuando irrumpió en el lugar después de disparar contra el portero, lanzó una granada y abrió fuego contra la multitud, según relataron testigos a la prensa.

El alguacil del Condado Ventura, Geoff Dean, describió la sangrienta escena del crimen como “horrenda”, con “sangre por todas partes”, aunque las autoridades acudieron a ayudar a las víctimas en menos de tres minutos después de la primera llamada a los servicios de emergencia.

pxr